PLEASE TAKE A SHORT SURVEY ABOUT OUR SITE
InfertilityandMen

Fact Sheet

La infertilidad en el hombre

  • Editors
  • Bradley D. Anawalt, MD
    Glenn R. Cunningham, MD
    Alvin M. Matsumoto, MD

¿Qué es la infertilidad masculina?

La infertilidad es cuando una pareja sexualmente activa que no está usando anticonceptivos no puede concebir después de haber estado tratando durante más de un año. Los problemas masculinos afectan de 30 a 50 por ciento de las parejas infértiles.

¿Sabía usted?

En algunas parejas, hay más de una causa de infertilidad.

¿Qué causa la infertilidad masculina?

Hay muchos problemas físicos y de salud que pueden producir infertilidad. En 30 a 40 por ciento de los casos, el problema está en los testículos, que son las glándulas que producen espermatozoides y testosterona (la principal hormona sexual masculina). Las infecciones como paperas, tratamientos para el cáncer como radiación o quimioterapia, lesiones o cirugías pueden producir daño en los testículos.

El calor también puede afectar la producción de espermatozoides. Además, puede causar daños si uno o ambos testículos no descienden desde cerca del estómago (donde se encuentran antes del nacimiento) al escroto (la bolsa de piel donde normalmente están los testículos). Muchos hombres tienen venas agrandadas alrededor de los testículos (trastorno denominado venasvárices o varicoceles). Estas venas elevan la temperatura en los testículos. Si son muy grandes, las várices pueden causar una baja producción de espermatozoides.

Male reproductive

Ciertas enfermedades heredadas (genéticas) pueden causar una deficiencia parcial o total en la producción de espermatozoides o hacer que estos no puedan desplazarse o fertilizar los óvulos de la mujer.

En aproximadamente 10 a 20 por ciento de los casos, el problema radica en una obstrucción de los tubos llamados vas deferenspor donde viajan la esperma al pene. Puede ser causada por cicatrices debidas a una infección, una vasectomía (cirugía para cortar los vas deferens para impedir el paso de la esperma) o fibrosis cística (una enfermedad genética). El retroceso de la esperma hacia la vejiga, en vez de avanzar hacia el pene, también puede causar la infertilidad.

En casos pocos comunes, la infertilidad es resultado de una deficiencia hormonal. La hormona luteinizante (HL) y la hormona estimulante del folículo (HEF) hacen que los testículos produzcan testosterona y esperma. La glándula pituitaria, ubicada en el cerebro, produce estas hormonas. Cualquier trastorno que reduzca los niveles de las hormonas HL y HEF, por ejemplo, un tumor pituitario, puede resultar en una producción deficiente o falta de testosterona y espermatozoides, y un bajo nivel de testosterona en la sangre.

En 30 a 40 por ciento de los casos de infertilidad en hombres, no es posible determinar la causa. Pero estos hombres generalmente presentan anormalidades en los espermatozoides (por ejemplo, espermatozoides deformes, en baja cantidad o de movimiento lento).

Otros problemas pueden disminuir la fertilidad y producción de espermatozoides. Entre estos están las enfermedades crónicas (de larga duración), un mal estado de salud en general, la obesidad, ciertos medicamentos recetados y el consumo de drogas.

¿Cómo se evalúa la infertilidad masculina?

Si después de intentar concebir un año, usted y su pareja no logran hacerlo, ambos deben consultar con especialistas en fertilidad. Un urólogo o endocrinólogo especializado en reproducción puede ayudarlos a diagnosticar y tratar la infertilidad.

Lo más probable es que los médicos comiencen por averiguar su historia médica. Las preguntas pueden abarcar su crecimiento y desarrollo desde la infancia, si ha tenido infecciones, cirugías, enfermedades transmitidas sexualmente o daño a los testículos, como también si ha estado expuesto a medicamentos o sustancias químicas dañinas.

Su médico también le hará un examen físico para determinar si hay indicios de un bajo nivel de testosterona u otros trastornos que afecten la fertilidad (como testículos pequeños o ausentes). También le hará un análisis del semen (generalmente más de uno) para ver la cantidad, movimiento y forma de los espermatozoides. Los análisis de sangre detectan deficiencias hormonales.

Además, su médico también quizá le haga un ultrasonido transrectal. Esa ecografía detecta venas agrandadas alrededor de los testículos, tumores o una obstrucción en los vas deferens.

A su vez, su pareja debe hacerse una evaluación de historia médica y chequeo médico total. Esto les dará un cuadro completo de la capacidad de ambos para concebir.

¿Cómo se trata la infertilidad masculina?

El tratamiento para la infertilidad masculina depende de la causa.

Cirugía. La cirugía puede reparar el sistema que permite el movimiento de la esperma. Es posible revertir la vasectomía por cirugía en 85 por ciento de los casos, pero muchos hombres siguen siendo infértiles aun después de eliminar la obstrucción. El tratamiento de otros tipos de obstrucción (como los que se deben a infecciones anteriores) puede ser más difícil. La cirugía también puede reparar los varicoceles, pero quizá no restaure la fertilidad. La cirugía de los varicoceles tiene mayores probabilidades de restaurar la fertilidad si las venas son grandes o si la reparación se hace antes de que haya algún daño a largo plazo.

Terapia hormonal. Si la causa es hormonal, el tratamiento con inyecciones de hormonas (luteinizante y estimuladora de folículos) generalmente tiene éxito. Sin embargo, es posible que se requiera un año o más de terapia hormonal para obtener suficiente producción de esperma y recuperar la fertilidad.

Técnicas de reproducción asistida. Otras opciones para que una pareja logre concebir son las técnicas de reproducción asistida. Estos tratamientos incluyen técnicas como recolectar esperma y colocarla en el útero, combinar esperma con un óvulo fuera del cuerpo (fertilización in vitro) o inyectar un solo espermatozoide en un óvulo (inyección intracitoplásmica de espermatozoides).

Para aumentar las posibilidades de un tratamiento exitoso, es bueno llevar un estilo de vida sano. Haga ejercicio con frecuencia, tenga una dieta saludable y no fume ni consuma drogas. Además, continúe el tratamiento de enfermedades crónicas.

Preguntas que debe hacerle a su médico

Recursos