El cáncer de seno (mama)

¿Quién corre el riesgo de sufrir cáncer del seno?

El cáncer del seno (mama) es uno de los tipos más comunes de cáncer entre las mujeres de Estados Unidos, especialmente si su menstruación comenzó a una temprana edad (antes de los 12 años) o llegaron a la menopausia después de los 55 años.

El cáncer del seno es más común entre las mujeres:

  • de edad avanzada
  • que no tuvieron hijos
  • aplazaron el embarazo hasta después de los 30 años
  • que usaron una terapia de hormonas combinadas (estrógeno más progestina) por más de cinco años
  • cuya madre, hermana o hija ha tenido cáncer del seno

¿Qué causa el cáncer del seno?

Sus genes y sus hormonas desempeñan un papel en el cáncer del seno pero no sabemos exactamente cuál. Sabemos que el estrógeno (la principal hormona femenina) y la progestina (una forma sintética de la progesterona, otra hormona femenina) pueden hacer que el tejido mamario se desarrolle más rápido de lo normal. El cáncer generalmente surge en tejidos de rápido desarrollo.

Síntomas que pueden indicar cáncer del seno

  • Un bulto
  • Cambio de tamaño o forma del seno
  • Fruncimiento, hoyuelos o enrojecimiento de la piel del seno
  • Secreción del pezón de uno de los senos pero no del otro
  • Secreción sangrienta de un pezón

¿Cómo se diagnostica el cáncer del seno?

La forma más común de descubrir el cáncer del seno es por medio de un examen del seno o una mamografía (una radiografía). Algunas mujeres con un alto nivel de riesgo deben hacerse un examen de resonancia magnética, que es más sensible que una mamografía.

No todos los bultos en el seno son cancerosos. Si usted descubre un bulto en el seno o si siente que un bulto ha cambiado, ya sea en tamaño o en consistencia, su médico puede ordenar diversos exámenes para verificar que sea benigno (no canceroso), entre ellos

  • una mamografía
  • un ultrasonido del seno
  • una muestra de las células del bulto (llamada aspiración con una aguja fina)
  • una muestra de parte del tejido del bulto (llamada biopsia central)

El tratamiento para el cáncer del seno depende del tipo de cáncer y la etapa en que esté. Generalmente, el tratamiento incluye cirugía, terapia de radiación, quimioterapia, terapia hormonal antiestrógeno o una combinación de éstos. La terapia hormonal funciona porque bloquea el efecto de las hormonas femeninas sobre el cáncer.

La terapia antiestrógeno usada más comúnmente es un bloqueador de la hormona femenina, llamado tamoxifén. Una terapia más reciente emplea una pastilla (anastrozole, letrozole o examestano) para evitar que el cuerpo fabrique hormonas femeninas.

Si usted corre alto riesgo de desarrollar cáncer del seno, puede tomar tamoxifén o raloxifeno para prevenir esta enfermedad.

Con su ayuda, su médico determinará cuál es la opción más apropiada de tratamiento para usted.

¿Qué puede hacer para prevenir el cáncer del seno y determinar si lo tiene?

 Los cambios en el estilo de vida, como hacer ejercicio con frecuencia y evitar tomar bebidas alcohólicas en exceso, pueden ayudar a prevenir el cáncer del seno. Se recomiendan exámenes anuales hechos por su médico. Usted debe hacerse una mamografía cada uno o dos años a partir de los 50 años de edad. La mayoría de las organizaciones profesionales recomiendan comenzar a hacerse mamografías a los 40 años.

Si corre alto riesgo de cáncer del seno, debe hacerse mamografías anualmente a partir de los 40 años de edad. Hable con su proveedor sobre pruebas apropiadas de despistaje, medicamentos para prevenir el cáncer del seno o pruebas genéticas si tiene antecedentes familiares de cáncer del seno.

Preguntas que debe hacerle a su médico

  • ¿Qué riesgo corro de tener cáncer del seno?
  • Si corro alto riesgo, ¿debo tomar medicamentos para prevenir el cáncer del seno?
  • ¿Debo hacerme exámenes del seno? ¿Con qué frecuencia?
  • ¿Con qué frecuencia debo hacerme mamografías?
  • ¿Debo consultar con un endocrinólogo?