El hipertiroidismo




Descargar PDFs  
Espanol
English



Editores
David Cooper, MD
Michael McDermott, MD
Leonard Wartofsky, MD



Recursos
MedlinePlus
Mayo Clinic

¿Qué es la glándula tiroides?

La glándula tiroides está situada en el cuello, justo debajo de la laringe. Produce dos hormonas, la triiodotironina (T3) y la tiroxina (T4). La T3 y la T4 circulan en la sangre a todas partes del cuerpo, donde regulan el metabolismo o la manera en que el cuerpo utiliza y almacena energía.

La función tiroidea la controla la pituitaria (una pequeña glándula situada en la base del cerebro. La pituitaria produce la hormona estimulante de la tiroides (TSH), la cual hace que la tiroides produzca T3 y T4.

¿Qué es el hipertiroidismo?

El hipertiroidismo es un trastorno que causa la superactividad de la glándula tiroides y la producción excesiva de hormona tiroidea.

Si no se trata, el hipertiroidismo puede causar otros problemas de salud. Algunos de los más serios afectan el corazón (latidos cardiacos rápidos o irregulares, fallo congestivo cardíaco) y los huesos (osteoporosis). Es posible que las personas de edad avanzada o con casos leves de hipertiroidismo no presenten ningún síntoma.

¿Qué causa el hipertiroidismo?

La enfermedad de Graves es la causa más común del hipertiroidismo. Ocurre cuando el sistema inmunológico ataca la glándula tiroides, lo que hace que crezca y produzca un exceso de hormona tiroidea. Es una enfermedad crónica que típicamente ocurre en familias que tienen antecedentes de enfermedad tiroidea. Algunas personas con la enfermedad de Graves tienen una inflamación detrás del globo ocular, que hace que los ojos se vean abultados.

Entre las causas menos comunes del hipertiroidismo se encuentran:

  • Nódulos en la tiroides: Bultos en la tiroides que pueden secretar un exceso de hormona tiroidea.
  • Tiroiditis subaguda: Una inflamación de la tiroides, generalmente causada por un virus.
  • Tiroiditis linfocítica: Una inflamación no dolorosa causada por linfocitos (un tipo de glóbulo blanco) dentro de la tiroides.
  • Tiroiditis posparto: Tiroiditis que se desarrolla al poco tiempo de un embarazo.

¿Cómo se diagnostica el hipertiroidismo?

Su médico le hará un examen físico y ordenará análisis de sangre para medir sus niveles hormonales. Se considera que tiene hipertiroidismo cuando los niveles de T4 y T3 son más altos de lo normal y el nivel de la hormona estimulante de la tiroides (TSH) es más bajo de lo normal.

Para determinar el tipo de hipertiroidismo que tiene, es posible que su médico le haga una prueba de absorción de yodo radioactivo para medir cuánto yodo capta la tiroides del flujo sanguíneo. (La tiroides usa el yodo para producir T3 y T4). Es posible que su médico también le tome una imagen (un escaneo) de la tiroides para ver su tamaño y forma, y para determinar si tiene nódulos.

Indicios y síntomas del hipertiroidismo

  • Sensación de mucho calor
  • Aumento de sudor
  • Debilidad muscular
  • Temblor en las manos
  • Palpitaciones cardíacas rápidas
  • Cansancio o fatiga
  • Pérdida de peso
  • Diarrea o evacuaciones intestinales frecuentes
  • Irritabilidad y ansiedad
  • Problemas en los ojos como irritación o molestia
  • Menstruación irregular
  • Infertilidad

¿Cuál es el tratamiento para el hipertiroidismo?

El tratamiento para el hipertiroidismo depende de la causa, su edad y condición física, y la seriedad de su problema de tiroides. Los tratamientos disponibles incluyen:

Medicamentos antitiroideos. Estos medicamentos reducen la cantidad de hormona producida por la glándula tiroides. El medicamento preferido es el metimazol. Para mujeres embarazadas o lactantes, es posible que se prefiera el propiltiuracil (PTU). Ya que el PTU está vinculado con mayores efectos secundarios, no se suele usar en personas no embarazadas. Ambos medicamentos controlan el hipertiroidismo pero no lo curan.

Yodo radioactivo. Este tratamiento cura el problema de la tiroides pero generalmente resulta en la destrucción permanente de la glándula. Es probable que tenga que tomar pastillas de hormona tiroidea el resto de su vida para mantener niveles hormonales normales.

Cirugía. La extirpación quirúrgica de la glándula tiroides (tiroidectomía) es una solución permanente pero, por lo general, no es la preferida por el riesgo al que se exponen las glándulas paratiroides cercanas (que controlan el nivel de calcio en el cuerpo) y los nervios de la laringe (donde están las cuerdas vocales que nos permiten hablar). Los médicos recomiendan la cirugía cuando los medicamentos antitiroideos o la terapia de yodo radioactivo no son los indicados.

Bloqueadores beta. Estos medicamentos (como el atenolol) no bajan el nivel de hormona tiroidea, pero pueden controlar muchos síntomas problemáticos, especialmente los latidos cardíacos rápidos, temblores y la ansiedad.

Todas estas terapias tienen riesgos. Con su ayuda, su médico decidirá cuál es su mejor opción de tratamiento.

¿Qué debe hacer si piensa que tiene problemas de la tiroides?

Muchos de los indicios y síntomas del hipertiroidismo pueden presentarse con otros trastornos. Un endocrinólogo, un especialista de trastornos relacionados a las hormonas, puede ayudarlo a diagnosticar y tratar el hipertiroidismo.

Si ha recibido tratamiento para el hipertiroidismo o lo está recibiendo actualmente, consulte con su médico con frecuencia para cerciorarse de que está siendo controlado apropiadamente. Esto es importante para poder verificar que tiene un nivel normal de la hormona tiroidea y que está recibiendo suficiente calcio para mantener la salud de los huesos.

Preguntas que debe hacerle a su médico

  • ¿Tengo hipertiroidismo?
  • ¿Qué tratamiento necesito?
  • ¿Cuáles son los riesgos y beneficios de mis opciones de tratamiento?
  • ¿Qué más debo hacer para permanecer sano?
  • ¿Debo consultar con un endocrinólogo?