El síndrome de Cushing




Descargar PDFs  
Espanol
English



Editores
James W. Findling, MD
William F. Young, Jr., MD



Recursos
MedlinePlus
Academia Americana de Médicos de Familia

¿Qué es el síndrome de Cushing?

El síndrome de Cushing consiste en cambios físicos y mentales que resultan de una cantidad excesiva y prolongada de cortisol en la sangre. El cortisol es una hormona esteroide producida por las glándulas suprarrenales (situadas encima de los riñones). Cuando el cortisol se produce en cantidades normales, ayuda al cuerpo a:

  • reaccionar ante el estrés
  • mantener la presión sanguínea y la función cardiovascular
  • mantener el sistema inmunitario bajo control
  • convertir en energía la grasa, los carbohidratos y las proteínas

¿Qué causa el síndrome de Cushing?

Hay dos tipos de síndrome de Cushing: exógeno (causado por factores externos al cuerpo) y endógeno (causado por factores dentro del cuerpo). Los síntomas de ambos tipos son iguales; la diferencia está en la causa del síndrome.

El síndrome de Cushing exógeno es el más común y se presenta en personas que están tomando medicamentos semejantes al cortisol, tal como la prednisona. Estos fármacos se utilizan para tratar enfermedades inflamatorias, como el asma y artritis reumatoide. También suprimen el sistema inmunitario después de un transplante de órganos. Este tipo del síndrome de Cushing es temporal y desaparece en cuanto el paciente cesa de tomar los medicamentos corticosteroides.

El síndrome de Cushing endógeno, en el que las glándulas suprarrenales producen demasiado cortisol, es poco común. Surge lentamente y su diagnóstico puede ser difícil. En la mayoría de los casos, este tipo es ocasionado por tumores que secretan hormonas en las glándulas suprarrenales o en la pituitaria, una glándula situada en la base del cerebro. En las glándulas suprarrenales, el tumor (generalmente no canceroso) produce un exceso de cortisol. En la pituitaria, el tumor produce un exceso de HACT, la hormona que estimula a las glándulas suprarrenales para que produzcan cortisol. Cuando el tumor se forma en la pituitaria, este trastorno se denomina enfermedad de Cushing.

En la mayoría de los casos, los tumores que producen la hormona HACT se originan en la pituitaria. Sin embargo, hay veces que tumores no pituitarios, generalmente localizados en los pulmones, también pueden producir un exceso de HACT y ocasionar este síndrome.

Indicios y síntomas del síndrome de Cushing

  • Aumento de peso, especialmente en la parte superior del cuerpo
  • Cara redonda y acumulación de grasa entre los hombros y encima de las clavículas
  • Nivel elevado de azúcar en la sangre (diabetes)
  • Presión sanguínea alta (hipertensión)
  • Pérdida de densidad en los huesos (osteoporosis)
  • Pérdida de masa muscular y debilidad
  • Piel delgada que se amorata con facilidad
  • Estrías de color rojo-púrpura (generalmente en el abdomen y debajo de los brazos)
  • Depresión y dificultad para pensar con claridad
  • Exceso de vello facial en las mujeres
  • Infertilidad o menstruación irregular o ausente
  • Pérdida del impulso sexual
  • En los niños, deficiencia en el crecimiento y obesidad

¿Cómo se diagnostica el síndrome de Cushing?

Por lo general, se usan tres pruebas para diagnosticar el síndrome de Cushing. Una de las pruebas más exactas mide el nivel de cortisol en la saliva entre las 11 y 12 de la noche. Se recoge una pequeña muestra de saliva en un recipiente plástico pequeño y se manda a un laboratorio para que sea analizada. En las personas saludables, el nivel de cortisol es muy bajo a esta hora, a diferencia de las personas con el síndrome de Cushing, que lo tienen muy elevado.

Los niveles de cortisol también se pueden medir en orina que ha sido recogida durante un periodo de 24 horas.

En otra prueba para detectar el síndrome de Cushing, el paciente, antes de acostarse, toma dexametasona, un esteroide fabricado en laboratorio, y a la mañana siguiente, se mide su nivel de cortisol. Normalmente, la dexametasona hace que el nivel de cortisol baje mucho, pero ese no es el caso entre las personas con el síndrome de Cushing.

¿Cómo se trata el síndrome de Cushing?

El tratamiento para el síndrome de Cushing depende de la causa.

El síndrome de Cushing exógeno desaparece cuando el paciente deja de tomar los medicamentos semejantes al cortisol que estaba tomando para tratar otra enfermedad. Su médico determinará cuál es el momento apropiado para reducir y finalmente dejar de tomar dichos medicamentos.

Con el síndrome de Cushing endógeno, la medida inicial casi siempre es cirugía para extirpar el tumor que está causando el alto nivel de cortisol. Aunque la cirugía generalmente es eficaz, algunas personas necesitan también medicamentos para reducir la producción de cortisol o radioterapia para destruir las células del tumor. En algunas personas, es necesario extirpar ambas glándulas suprarrenales para controlar el síndrome de Cushing.

Preguntas que debe hacerle a su médico

  • ¿Qué tipo de síndrome de Cushing tengo?
  • ¿Qué debo hacer si tengo el síndrome de Cushing a causa de un medicamento que tomo?
  • ¿Voy a necesitar medicamentos para tratar alguno de mis síntomas?
  • Después del tratamiento, ¿en cuánto tiempo desaparecerán mis síntomas?
  • ¿Debo consultar con un endocrinólogo con respecto a mi tratamiento?