Deficiencia de la Hormona de Crecimiento

Hoja Informativa

¿Qué es la deficiencia de la hormona de crecimiento?

La deficiencia de la hormona de crecimiento (GHD, por sus siglas en inglés) es una afección poco común en la que el cuerpo no produce suficiente hormona del crecimiento (GH, por sus siglas en inglés). La glándula pituitaria, un órgano pequeño que se encuentra en la base del cráneo, produce la GH.

En los niños, la GH es esencial para su crecimiento normal, fortaleza muscular y ósea, y distribución de grasa en el cuerpo. También ayuda a controlar el nivel de glucosa (azúcar) y lípidos (grasa) del cuerpo. Sin suficiente GH, es probable que el niño crezca lentamente y sea de menor estatura que otros niños de la misma edad y el mismo sexo.

Es importante que los padres sepan que existen motivos para que su hijo presente un crecimiento lento y una estatura por debajo del promedio. En ocasiones, el crecimiento lento es normal y temporal, como en la etapa inmediatamente anterior al inicio de la pubertad. Un endocrinólogo pediátrico (especialista en las hormonas de los niños) o un médico de atención primaria pueden ayudarlo a determinar por qué el niño está creciendo lentamente. La mayoría de los niños con deficiencia de la hormona de crecimiento crece menos de 2 pulgadas (5 centímetros) al año.

¿Cuáles son las causas de la GHD?

Algunos niños nacen con GHD. En otros, se desarrolla después de nacer debido a una lesión cerebral, un tumor o un tratamiento con radiación en la cabeza. En algunos niños, los médicos no logran encontrar una causa.

¿Cómo se diagnostica la GHD?

Su médico analizará los antecedentes médicos y las tablas de crecimiento de su hijo, en busca de señales de GHD y otros trastornos que afecten el crecimiento. Es posible que su médico le haga pruebas para ayudar a determinar la causa del crecimiento lento. Las pruebas incluyen:

  • Una radiografía de la mano para determinar el crecimiento de los huesos (edad ósea) y evaluar el potencial de crecimiento
  • Análisis de sangre y otras pruebas de laboratorio para descartar otros trastornos que afectan el crecimiento
  • Entre las pruebas específicas de diagnóstico de la GHD se encuentran:
  • Factor de crecimiento similar a la insulina tipo 1 (IGF-1, por sus siglas en inglés). Un análisis de sangre determina el nivel de IGF-1, una hormona que refleja el nivel de GH.
  • Prueba de estimulación de la GH. Se le dan al niño medicamentos que estimulan la glándula pituitaria para que libere la GH. Luego, si el nivel de GH en la sangre no aumenta hasta cierto punto, puede significar que la pituitaria no está produciendo suficiente GH.
  • Resonancia magnética. Mediante una resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) de la cabeza se buscará un problema en la pituitaria o el cerebro, y se puede descartar la presencia de un tumor en el cerebro.

¿Cuál es el tratamiento para la GHD en los niños?

Los niños con GHD reciben como tratamiento inyecciones diarias de una versión sintética (fabricada) de la hormona humana del crecimiento, un medicamento de venta con receta. La GH se administra en el hogar mediante una inyección debajo de la piel. Por lo general, un endocrinólogo pediátrico evalúa el crecimiento cada 3 a 6 meses y cambia la dosis según sea necesario.

Se obtienen los mejores resultados cuando la GHD se diagnostica y se trata a temprana edad. En algunos niños, la GH puede producir un crecimiento de 4 pulgadas (10 centímetros) durante el primer año de tratamiento. Otros niños crecen menos, pero generalmente lo hacen más rápidamente que sin tratamiento. Algunos necesitan tratamiento hasta la adolescencia; otros lo necesitan al llegar a la adultez.

Señales de la GHD

  • Poco aumento de estatura en bebés, niños o adolescentes
  • Rostro con aspecto más joven que el de otros niños de la misma edad
  • Cuerpo regordete, manos y pies pequeños, y desarrollo muscular insuficiente
  • Nivel bajo de glucosa en la sangre (en bebés y niños pequeños con GHD grave)
  • Pene muy pequeño (en recién nacidos varones con GHD grave)
  • Retraso de la pubertad

¿Cuáles son los efectos secundarios de la terapia con la hormona de crecimiento?

Los efectos secundarios leves o moderados son poco frecuentes. Estos incluyen:

  • Dolores de cabeza
  • Dolor de los músculos o las articulaciones
  • Hipotiroidismo leve
  • Hinchazón de las manos y los pies
  • Curvatura de la columna vertebral (escoliosis)
  • Desarrollo de tejido mamario en los varones

Los efectos secundarios poco comunes pero graves incluyen:

  • Dolor de cabeza muy fuerte con problemas en la vista
  • Problemas de cadera, cuando la parte superior del hueso del muslo se sale de su lugar
  • Inflamación del páncreas (pancreatitis)

En la mayoría de los niños, los beneficios de recibir GH superan los riesgos.

¿Qué puede hacer para ayudar a su hijo con GHD?

Con las siguientes medidas, usted puede ayudar a que su hijo reciba la mejor atención para tratar la GHD:

  • Llame al médico si tiene preguntas sobre el tratamiento.
  • Siga las instrucciones detenidamente cuando le dé la GH y otros medicamentos recetados a su hijo.
  • Dígales a todos los médicos de su hijo que este recibe GH.
  • Asegúrese de que su hijo se realice exámenes médicos frecuentes.
  • Lleve a su hijo a terapia si nota problemas de autoestima o tristeza que podrían estar relacionados con tener menor estatura que sus compañeros.

Preguntas que debe hacerle a su médico

  • ¿Qué estatura debe tener mi hijo a esta edad?
  • ¿Por qué mi hijo está creciendo lentamente?
  • ¿Mi hijo necesita tratamiento para la GHD?
  • Si es así, ¿cómo y cuándo le coloco las inyecciones a mi hijo?
  • ¿Debemos consultar con un endocrinólogo pediátrico?
Last Updated:
Recursos Destacados
Espanol Resources

Biblioteca de recursos en español

Nuestros Español recursos y herramientas lo pueden ayudar a entender enfermedades asociadas con hormonas y las opciones de tratamiento para usted o su ser querido.


usted puede estar interesado en...

About this Content

The Hormone Health Network is the public education affiliate of the Endocrine Society dedicated to helping both patients and doctors find information on the prevention, treatment and cure of hormone-related conditions.

Ensuring the Quality of our Content

All Network materials, including the content on this site, are reviewed by experts in the field of endocrinology to ensure the most balanced, accurate, and relevant information available. The information on this site and Network publications do not replace the advice of a trained healthcare provider.

Advertisements and Site Content

Paid advertisements appear on the Hormone Health Network. Advertising participation does not influence editorial decisions or content.

Back to top