Enfermedad de Hashimoto

Hoja Informativa

¿Qué es la enfermedad de Hashimoto?

La enfermedad de Hashimoto, también llamada tiroiditis de Hashimoto, es una enfermedad autoinmune. Esto significa que el sistema inmunitario, que generalmente protege el cuerpo y ayuda a combatir enfermedades, produce anticuerpos y ataca la glándula tiroides. La glándula tiroides entonces pierde la capacidad de producir suficientes hormonas tiroideas, lo que puede ocasionar hipotiroidismo. Hipotiroidismo significa que la glándula tiroides no produce suficientes hormonas tiroideas para satisfacer las necesidades del cuerpo.

La enfermedad de Hashimoto puede presentarse en cualquier persona, pero afecta con más frecuencia a las mujeres y a personas con antecedentes familiares de enfermedad de la tiroides. También es más frecuente a medida que las personas envejecen. Las personas con trastornos autoinmunes son más propensas a desarrollar enfermedad de Hashimoto. El hipotiroidismo causado por la enfermedad de Hashimoto progresa lentamente, y toma meses o incluso años en manifestarse. Sus síntomas varían de una persona a otra.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad de Hashimoto?

Algunos síntomas posibles son:

  • Agrandamiento de la tiroides (o bocio)
  • Problemas para tragar
  • Intolerancia al frío
  • Ligero aumento de peso
  • Fatiga
  • Estreñimiento
  • Sequedad de la piel
  • Caída del cabello
  • Menstruación irregular y abundante
  • Infertilidad 
  • Dificultad para concentrarse o pensar
  • Disminución de la libido 

¿Cuáles son las complicaciones de la enfermedad de Hashimoto?

Sin tratamiento, el hipotiroidismo causado por la enfermedad de Hashimoto puede ocasionar complicaciones graves:

  • Bocio, que puede interferir con la capacidad de tragar o respirar
  • Problemas cardíacos como agrandamiento del corazón o insuficiencia cardíaca
  • Problemas mentales como depresión, disminución del deseo sexual y funciones mentales lentas
  • Coma mixedematoso, una afección poco común y potencialmente mortal que puede ocurrir si el hipotiroidismo no se trata durante mucho tiempo. El coma mixedematoso requiere tratamiento de emergencia.
  • Defectos congénitos. Los bebés de mujeres que tienen hipotiroidismo que no fue tratado son más propensos a nacer muertos o prematuros. Además, pueden tener un coeficiente intelectual bajo en el futuro debido a que el cerebro no se desarrolló bien en el útero.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad de Hashimoto?

El diagnóstico comienza cuando le describe sus síntomas al médico. Un examen físico del cuello puede revelar un ligero agrandamiento de la glándula tiroides. Se confirma el diagnóstico con análisis de sangre.

  • Prueba de TSH: Un nivel alto de TSH significa que la glándula pituitaria está forzando a la tiroides a producir más T4 porque no tiene suficiente en el cuerpo (hipotiroidismo).
  • Prueba de T4 libre y T3 total: Un nivel bajo de T4 libre o T3 total también sugiere hipotiroidismo 
  • Análisis de sangre para detectar anticuerpos antiperoxidasa tiroidea (anti TPO): Esta prueba detecta la presencia de anticuerpos que atacan la tiroides. La mayoría de las personas con la enfermedad de Hashimoto tienen estos anticuerpos, pero puede que no los tengan las personas con hipotiroidismo causado por otras afecciones. Los anticuerpos antiperoxidasa tiroidea también pueden estar presentes en personas normales sin hipotiroidismo.

¿Cuál es el tratamiento para la enfermedad de Hashimoto?

No todas las personas con la enfermedad de Hashimoto tienen hipotiroidismo. Si usted no tiene una deficiencia de hormona tiroidea, es posible que su médico le recomiende ponerse bajo observación continua en vez de seguir un tratamiento con medicamentos. Si usted tiene una deficiencia, el tratamiento consiste en terapia de reemplazo de la hormona tiroidea. El tratamiento más eficaz es un medicamento sintético (artificial) de T4, llamado levotiroxina.

La levotiroxina es idéntica a la T4 producida por el cuerpo. Una pastilla diaria puede restaurar el nivel normal de hormona tiroidea y TSH en el torrente sanguíneo y normalizar su función tiroidea. Es probable que deba tomar este medicamento todos los días durante el resto de su vida, pero quizás le tengan que modificar la dosis cada cierto tiempo. Para mantener constante el nivel de hormona tiroidea en la sangre, siempre debe tomar la misma marca, ya que no todos los medicamentos son exactamente iguales. No debe tomar suplementos de calcio o medicamentos antiácidos
con el medicamento para la tiroides.

Las pruebas de hipotiroidismo no son rutinarias. Sin embargo, si usted corre el riesgo de sufrir una enfermedad de la tiroides y está contemplando quedar embarazada, debe hacerse las pruebas. El tratamiento del hipotiroidismo es fácil y le permite proteger a su hijo de defectos congénitos.

Preguntas que debe hacerle a su médico

  • ¿Mis síntomas indican que tengo hipotiroidismo?
  • ¿Cómo puedo saber si la causa de mi hipotiroidismo es la enfermedad de Hashimoto?
  • ¿Hay alguna diferencia en el tratamiento para el hipotiroidismo y para la enfermedad de Hashimoto?
  • ¿Qué medicamentos necesito? ¿Cuándo debo tomarlos? ¿Qué medicamentos o suplementos debo evitar con mis medicamentos para la tiroides?
  • ¿Con qué frecuencia debo ir al médico?
  • ¿Debo consultar con un endocrinólogo con respecto a mi tratamiento?
Last Updated:
Recursos Destacados
Espanol Resources

Biblioteca de recursos en español

Nuestros Español recursos y herramientas lo pueden ayudar a entender enfermedades asociadas con hormonas y las opciones de tratamiento para usted o su ser querido.


usted puede estar interesado en...

About this Content

The Hormone Health Network is the public education affiliate of the Endocrine Society dedicated to helping both patients and doctors find information on the prevention, treatment and cure of hormone-related conditions.

Ensuring the Quality of our Content

All Network materials, including the content on this site, are reviewed by experts in the field of endocrinology to ensure the most balanced, accurate, and relevant information available. The information on this site and Network publications do not replace the advice of a trained healthcare provider.

Advertisements and Site Content

Paid advertisements appear on the Hormone Health Network. Advertising participation does not influence editorial decisions or content.

Back to top