Agrandamiento de la próstata

Hoja Informativa

¿Qué es la hiperplasia prostática benigna?

La hiperplasia prostática benigna (HPB) es el agrandamiento de la glándula próstata. Con la edad, es común que la próstata se agrande. La HPB no causa cáncer de la próstata.

La glándula prostática está situada en el abdomen, inmediatamente debajo de la vejiga. Tiene el tamaño y la forma de una nuez. Como parte del sistema reproductor masculino, produce un líquido blanco que ayuda a transportar los espermatozoides durante la eyaculación. La próstata también ayuda a controlar el flujo de orina.

¿Quiénes están en riesgo de tener hiperplasia prostática benigna?

 
Enlarged prostate
  • La HPB afecta a más de la mitad de los hombres de alrededor de 60 años y a la mayoría de los hombres de 70 y 80 años.
  • La probabilidad de tener agrandamiento de la próstata aumenta con la edad.
  • Los antecedentes familiares, el origen étnico (es menos común en los asiáticos), la obesidad y el estilo de vida sedentario son factores de riesgo.
  • La HPB frecuentemente ocurre en hombres que también tiene una incapacidad para tener una erección suficiente como para tener relaciones sexuales (disfunción eréctil o DE)
  • La sensación de que la vejiga no está vacía después de orinar

 ¿Cuáles son los indicios y síntomas de la HPB?

 A medida que aumenta el tamaño de la próstata, puede presionar la uretra (el conducto por el cual sale la orina del cuerpo). Los síntomas comunes de la HPB se denominan síntomas del tracto urinario inferior (LUTS):

  • Orina frecuente (especialmente durante la noche)
  • Deseo urgente de orina
  • Dificultad para comenzar el flujo de la orinar
  • Un chorro débil que posiblemente se interrumpa con goteo después de orinar
  • La sensación de que la vejiga no está vacía después de orinar 
  • Si es grave, incapacidad total para orinar (requiere atención médica de inmediato)

 ¿Cómo se diagnostica la HPB?

  • Para determinar si tiene HPB, su médico hará lo siguiente
  • Averiguará su historia médica
  • Le pedirá que describa la severidad de sus síntomas
  • Le preguntará si está tomando medicamentos que puedan empeorar los síntomas (antihistamínicos, descongestivos, algunos antidepresivos, diuréticos, o medicamentos para el asma [broncodilatadores])
  • Le examinará el abdomen para determinar si la vejiga ha aumentado de tamaño
  • Le hará un examen digital rectal para determinar el tamaño y forma de la próstata y si tiene un bulto o una dureza que pueda indicar cáncer de próstata
  • Ordenará un examen de orina para ver si hay indicios de infección o si los riñones están afectados (y a veces para medir la orina que queda en la vejiga después de orinar; generalmente se realiza con una máquina de onda sonora llamada escáner de vejiga por ultrasonido)
  • Ordenará una prueba de antígeno prostático específico (prostate-specific antigen o PSA) para detectar si tiene cáncer de próstata

¿Cómo se trata la HPB?

El tratamiento de la HPB y sus síntomas generalmente se inicia con su médico de cabecera, quien quizá lo mande donde un urólogo. Es posible que el médico le pida que deje de tomar o que cambie los medicamentos o que trate una infección urinaria que puede estar empeorando sus síntomas. Su médico escogerá su tratamiento según la gravedad de los síntomas y su efecto en la calidad de vida, en vez de la necesidad médica (a menos de que los riñones estén afectados). Las quejas del paciente que con más frecuencia determinan que se inicie un tratamiento son interrupción del sueño por la necesidad de orinar durante la noche y frecuencia y urgencia de orinar en forma constante, sin poder controlar la orina.

Aunque en la mayoría de los casos, los síntomas no empeoran con los años e incluso pueden mejorar, en una complicación poco común de HPB, se produce un bloqueo repentino y total de la vejiga. Esto requiere tratamiento inmediato.

Para los síntomas moderados que interfieren con la vida cotidiana, hay tres tipos de tratamientos con medicamentos:

  1.  bloqueadores alfa-adrenérgicos (doxazosina, terazosina, alfuzosina, tamsulosina y silodosina)
     inhibidor de fosfodiesterasa de tipo 5 (tadalafilo)
     inhibidores de 5-alfa reductasa (finasterida y dutasterida)

Algunos hombres se benefician de tomar bloqueadores alfa-adrenérgicos e inhibidores de 5-alfa reductasa a la vez. Por lo general, se toma uno o ambos medicamentos por el resto de la vida. Si deja de tomarlos, volverá a tener síntomas.

El principal tratamiento quirúrgico para la HPB es una resección transuretral de la próstata (TURP) o procedimientos similares para extirpar el tejido de próstata excesivo que bloquea el flujo de orina. La cirugía es una opción para usted si:

  • No puede vaciar completamente la vejiga (lo cual puede afectar a los riñones)
  • No puede orinar 
  • No puede aguantar la orina (incontinencia)
  • Tiene cálculos en la vejiga
  • Tiene sangre en la orina con regularidad y en grandes cantidades
  • Tiene infecciones frecuentes que son difíciles de tratar (causadas porque la vejiga no se vacía completamente)

Aunque la cirugía es una buena opción para mejorar los síntomas, es menos común a medida que hay tratamientos médicos disponibles. La cirugía puede tener complicaciones a largo plazo, tales como la disfunción eréctil (incapacidad de lograr una erección) e incontinencia. Y, un número reducido de hombres requieren una segunda operación debido al crecimiento de la próstata o al angostamiento de la uretra causado por la primera cirugía.

Preguntas que debe hacerle a su médico

  • ¿Cuáles son los síntomas de HPB?
  • ¿Qué opciones de tratamiento tengo?
  • ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de cada opción de tratamiento?
  • ¿Debo consultar con un urólogo con respecto a mi afección?
  • ¿Debo consultar con un endocrinólogo con respecto a mi afección?
Last Updated:
Recursos Destacados
Espanol Resources

Biblioteca de recursos en español

Nuestros Español recursos y herramientas lo pueden ayudar a entender enfermedades asociadas con hormonas y las opciones de tratamiento para usted o su ser querido.


usted puede estar interesado en...

About this Content

The Hormone Health Network is the public education affiliate of the Endocrine Society dedicated to helping both patients and doctors find information on the prevention, treatment and cure of hormone-related conditions.

Ensuring the Quality of our Content

All Network materials, including the content on this site, are reviewed by experts in the field of endocrinology to ensure the most balanced, accurate, and relevant information available. The information on this site and Network publications do not replace the advice of a trained healthcare provider.

Advertisements and Site Content

Paid advertisements appear on the Hormone Health Network. Advertising participation does not influence editorial decisions or content.

Back to top