Hormonas y la hipertension

Hoja Informativa

¿Qué es la hipertensión?

La hipertensión o presión sanguínea alta es una de las principales causas de las enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos (cardiovasculares). La hipertensión aumenta considerablemente el riesgo de que usted sufra un ataque cardiaco, un derrame cerebral o un fallo renal, trastornos que pueden producir la muerte. Se le llama “la asesina silenciosa” porque, en muchos casos, la gente con presión alta no tiene ningún síntoma.

La sangre, a medida que circula por los vasos sanguíneos, ejerce presión sobre las paredes de las arterias. La fuerza con la que circula se denomina presión sanguínea o presión arterial. La medida de la presión sanguínea incluye dos mediciones. Por ejemplo, 120/80 mm Hg (milímetros de mercurio). El primer número es la presión sistólica, o sea la presión sanguínea cuando el corazón se contrae. El segundo número es la presión diastólica, que representa la presión cuando el corazón descansa entre contracciones.

Más de 50 millones de adultos en los Estados Unidos tienen presión arterial alta. Es más común entre los afroamericanos que en las personas con otros antecedentes étnicos. Para todas las personas, la probabilidad de tener presión arterial alta aumenta con la edad.

Kidney
Normal

Menos de 120/80 mm Hg

Prehipertensión

Sistólica: 120 a 139 mm Hg
Diastólica: 80 a 89 mm Hg

Hipertensión

Más de 140/90 mm Hg

En Estados Unidos, aproximadamente 50 millones de adultos tienen la presión alta. Es más común entre las personas afroamericanas que personas de otros orígenes étnicos. Entre todos los grupos, la incidencia de presión alta aumenta con la edad.

¿Qué causa la hipertensión?

Hay dos tipos de hipertensión: primaria y secundaria. En la mayoría de los casos, la hipertensión es de tipo primario. Aunque se desconoce su causa, se sabe que hay aspectos hereditarios y factores como comer mucha sal, tener sobrepeso y consumir tabaco, bebidas alcohólicas y algunos medicamentos que contribuyen a ella. Las hormonas producidas por los riñones y en los vasos sanguíneos desempeñan un papel importante en el inicio y la continuación de la hipertensión primaria.

La hipertensión secundaria se debe a otras enfermedades, tales como insuficiencia renal, y otros trastornos como el síndrome de Cushing y el aldosteronismo primario. El aldosteronismo primario es un trastorno de las glándulas suprarrenales que se presenta en 8 de cada 100 casos de hipertensión.

¿Cuál es el tratamiento para la hipertensión?

Aunque la hipertensión primaria no tiene cura, por lo general se puede controlar. Los médicos a menudo recetan medicamentos conjuntamente con un cambio en el estilo de vida. Es muy importante tomar los medicamentos exactamente como se indica, todos los días, porque si olvida una dosis, la presión arterial y el riesgo de un ataque al corazón o derrame pueden aumentar.

Según la causa, es posible mejorar en gran medida o incluso curar la hipertensión secundaria con cirugía o medicamentos que afectan hormonas específicas en el cuerpo. La apena del sueño obstructiva es un trastorno del sueño potencialmente grave que frecuentemente está subestimado. La apena del sueño obstructiva causa que la respiración se detenga y vuelva a comenzar repetidamente durante el sueño, y puede causar hipertensión.

 

 

Preguntas que debe hacerle a su médico

  • ¿Cómo puedo hacer que me baje la presión arterial alta?
  • ¿Debo controlarme la presión en casa y con qué frecuencia?
  • ¿Necesito tomar medicamentos para que me baje la presión?
  • ¿Durante cuánto tiempo tendré que tomar medicamentos para la presión?
  • ¿Cuáles son los efectos secundarios del medicamento que me ha recetado para que me baje la presión?
Last Updated:
Recursos Destacados
Espanol Resources

Biblioteca de recursos en español

Nuestros Español recursos y herramientas lo pueden ayudar a entender enfermedades asociadas con hormonas y las opciones de tratamiento para usted o su ser querido.


usted puede estar interesado en...

About this Content

The Hormone Health Network is the public education affiliate of the Endocrine Society dedicated to helping both patients and doctors find information on the prevention, treatment and cure of hormone-related conditions.

Ensuring the Quality of our Content

All Network materials, including the content on this site, are reviewed by experts in the field of endocrinology to ensure the most balanced, accurate, and relevant information available. The information on this site and Network publications do not replace the advice of a trained healthcare provider.

Advertisements and Site Content

Paid advertisements appear on the Hormone Health Network. Advertising participation does not influence editorial decisions or content.

Back to top