Enlarged prostate

Fact Sheet

Agrandamiento de la próstata

  • Editors
  • Adrian Dobs, MD
    William Rosner, MD
    Jean Wilson, MD

¿Qué es la hiperplasia prostática benigna?

La hiperplasia prostática benigna (HPB) es el agrandamiento de la glándula próstata. Con la edad, es común que la próstata se agrande. La HPB no causa cáncer de la próstata.

La glándula prostática está situada en el abdomen, inmediatamente debajo de la vejiga. Tiene el tamaño y la forma de una nuez. Como parte del sistema reproductor masculino, produce un líquido blanco que ayuda a transportar los espermatozoides durante la eyaculación. La próstata también ayuda a controlar el flujo de orina.

¿Cuáles son los indicios y síntomas de la HPB?

A medida que aumenta el tamaño de la próstata, puede presionar la uretra (el conducto por el cual sale la orina del cuerpo). Síntomas comunes de la HPB son

Enlarged prostate

¿Cómo se diagnostica la HPB?

Para determinar si tiene HPB, su médico hará lo siguiente

Did you know?

La hiperplasia prostática benigna afecta a más de la mitad de los hombres que tienen entre 60 y 69 años, y a la mayoría cuya edad supera los 70.

¿Cómo se trata la HPB?

El tratamiento de la HPB y sus síntomas generalmente se inicia con su médico de cabecera, quien quizá lo mande donde un urólogo. Su médico escojerá su tratamiento según la gravedad de los síntomas y su efecto en la calidad de vida, en vez de la necesidad médica (a menos de que los riñones estén afectados). Las quejas del paciente que con más frecuencia determinan que se inicie un tratamiento son interrupción del sueño por la necesidad de orinar durante la noche y frecuencia y urgencia de orinar en forma constante, sin poder controlar la orina.

Aunque en la mayoría de los casos, los síntomas no empeoran con los años e incluso pueden mejorar, en una complicación poco común de HPB, se produce un bloqueo repentino y total de la vejiga. Esto requiere tratamiento inmediato.

Para los síntomas moderados que interfieren con la vida cotidiana, hay dos tipos de tratamientos con medicamentos:

Los inhibidores de reductasa ayudan a aumentar el flujo de orina y reducir el tamaño de la próstata en hombres que tienen un agrandamiento prostático. El máximo beneficio de estos medicamentos sólo se alcanza después de seis meses. También reducen el riesgo de necesidad de cirugía por HPB o por no poder orinar en absoluto.

Los bloqueadores alfa-adrenérgicos aumentan el flujo de orina y reducen la urgencia y necesidad de orinar durante la noche. A diferencia de los inhibidores de reductasa, estos medicamentos son de actuación rápida. Estos medicamentos también pueden reducir la presión sanguínea. En pacientes con enfermedades del corazón también pueden causar dolor de pecho (angina). Sin embargo, por lo general, estos medicamentos son tolerados sin problemas.

Algunos hombres se benefician de tomar ambos tipos de medicamentos a la vez. Por lo general, se toma uno o ambos medicamentos por el resto de la vida. Si deja de tomarlos, volverá a tener síntomas.

El principal tratamiento quirúrgico para la HPB es una resección transuretral de la próstata. La cirugía es una opción para usted si

Aunque la cirugía es una buena opción para mejorar los síntomas, las operaciones para corregir la HPB son menos comunes desde que surgieron los tratamientos hormonales. Por otra parte, la cirugía puede tener complicaciones a largo plazo, tales como la disfunción eréctil (incapacidad de lograr una erección) e incontinencia. Y, un número reducido de hombres requieren una segunda operación debido al crecimiento de la próstata o al angostamiento de la uretra causado por la primera cirugía.

Hay un interés cada vez mayor en utilizar medicamentos extraídos de las plantas para tratar la HPB, especialmente la palma enana americana (saw palmetto). En varios estudios recientes, no se demostró que el extracto de esta planta es eficaz para el tratamiento de la HPB o sus síntomas.

Preguntas que debe hacerle a su médico

Recursos