Bajo nivel de testosterona (Hipogonadismo masculino)




Descargar PDFs  
Espanol
English



Editores
Glenn R. Cunningham, MD
Alvin M. Matsumoto, MD
Ronald Swerdloff, MD



Recursos
MedlinePlus
Mayo Clinic

¿Qué papel desempeña la testosterona en la salud masculina?

La testosterona es la hormona sexual más importante que tienen los hombres. De esta dependen las características típicamente masculinas, como el vello facial, púbico y corporal, como también los músculos. Esta hormona también ayuda a mantener el impulso sexual, la producción de espermatozoides y la salud de los huesos. El cerebro y la glándula pituitaria (una glándula pequeña en la base del cerebro) controlan la cantidad de testosterona que producen los testículos.

La deficiencia de testosterona (también denominado hipogonadismo) puede causar:

  • Reducción del impulso sexual
  • Disfunción eréctil
  • Insuficientes espermatozoides
  • Agrandamiento de las glándulas mamarias (pechos)

Con el tiempo, el bajo nivel de testosterona puede producir la pérdida del vello del cuerpo, músculos y fuerza física, además de la acumulación de grasa. Si este nivel bajo de testosterona es crónico (por largo tiempo), también puede causar el debilitamiento de los huesos (osteoporosis); alteraciones del estado anímico; pérdida de energía y reducción en el tamaño de los testículos. Los indicios y síntomas (lo que nota y siente) pueden variar de persona a persona.

¿Qué causa la deficiencia de testosterona?

Un bajo nivel de testosterona puede ser resultado de:

  • Una lesión testicular (trauma, castración) o infección
  • Tratamiento con radiación o quimioterapia para el cáncer
  • Algunos medicamentos como analgésicos con opio
  • Trastornos hormonales (tumores o enfermedades en la glándula pituitaria, nivel elevado de prolactina)
  • Enfermedades crónicas como trastornos del hígado y los riñones, obesidad, diabetes de tipo 2 y VIH/SIDA
  • Trastornos genéticos (el síndrome de Klinefelter, hemocromatosis, el síndrome de Kallmann, el síndrome de Prader-Willi y distrofia miotónica)

¿Cómo se diagnostica la deficiencia de testosterona?

Durante un examen físico, su médico le examinará el vello del cuerpo, el tamaño de las glándulas mamarias y el pene, y el tamaño y la consistencia de los testículos y el escroto. Su médico posiblemente le haga pruebas para determinar si ha tenido pérdida de visión periférica, que podría indicar un tumor en la pituitaria, una causa poco común de deficiencia de testosterona.

Su médico también le hará análisis de sangre para comprobar si su nivel de testosterona está bajo. El nivel normal generalmente es de 300 a 1,000 ng/dL (nanogramos por decilitro), pero esto depende del laboratorio que hace el análisis. Para un diagnóstico de deficiencia de testosterona, quizá sea necesario hacerle más de un análisis de sangre a primera hora de la mañana (entre las 7 y 10 AM) y, en algunos casos, análisis de hormonas de la pituitaria.

Si usted tiene síntomas de deficiencia de testosterona, su médico quizá le sugiera que consulte con un endocrinólogo. Este experto en hormonas puede ayudarlo a determinar la causa. Hable francamente con su médico sobre su historia médica, todos los medicamentos que está tomando, ya sean recetados o no, problemas sexuales y cualquier cambio importante en su vida.

¿Cuál es el tratamiento para la deficiencia de testosterona?

La terapia para restituir la testosterona puede estimular el interés sexual, las erecciones y el crecimiento del vello corporal; mejorar el estado anímico, y aumentar el nivel de energía y la densidad de los huesos y masa muscular. Hay diversos métodos para restituir la testosterona:

  • Geles o parches que se ponen en la piel
  • Inyecciones
  • Tabletas que se adhieren a la encía
  • Pellets que se insertan bajo la piel o píldoras (en algunos países fuera de Estados Unidos)

El mejor método depende de lo que usted prefiere y tolera, y el costo.

Hay riesgos en el uso prolongado de testosterona. El riesgo potencial más serio es el cáncer de la próstata. Durante el tratamiento con testosterona, los hombres afroamericanos, los mayores de 40 años que tienen parientes que han tenido cáncer de la próstata y todos los hombres de más de 50 años de edad deben mantenerse bajo observación para detectar cáncer de la próstata. Los hombres que tienen o se sospecha que tienen cáncer de la próstata o cáncer de las glándulas mamarias no deben recibir tratamiento de restitución de testosterona.

Otros riesgos posibles del tratamiento con testosterona incluyen:

  • Aumento de glóbulos rojos
  • Acné
  • Agrandamiento de los pechos
  • Crecimiento de la próstata
  • Apnea, una interrupción esporádica de la respiración durante el sueño (poco frecuente)
  • Acumulación de fluido (edema) en los tobillos, los pies y las piernas (poco frecuente)

Preguntas que debe hacerle a su médico

  • ¿Cuál es la causa de mi deficiencia de testosterona?
  • ¿El reemplazo de testosterona es una opción para mí?
  • ¿Cuándo debo volver a medirme el nivel de testosterona?
  • ¿Debo consultar con un endocrinólogo?