La enfermedad de Graves




Descargar PDFs  
Espanol
English



Editores
Elliot Levy, MD
Leonard Wartofsky, MD



Recursos
Mayo Clinic
MedlinePlus

¿Qué es la glándula tiroides?

La glándula tiroides, situada en la parte frontal del cuello, produce dos hormonas tiroideas: la triyodotironina (T3) y la tiroxina (T4). T3 y T4 regulan la forma en que el cuerpo utiliza la energía. Esto suele llamarse el “metabolismo”.

La función de la tiroides está regida por otra glándula, llamada pituitaria, que está situada en la base del cerebro. La pituitaria produce la hormona estimulante de la tiroides (TSH), que le indica a la tiroides que produzca T3 y T4.

¿Qué es la enfermedad de Graves?

La enfermedad de Graves es una enfermedad autoinmune. Esto significa que su sistema inmunitario, que normalmente protege el cuerpo y ayuda a combatir las enfermedades, produce anticuerpos que atacan y dañan la tiroides. Estos anticuerpos actúan como la TSH y hacen que la glándula produzca un exceso de hormona tiroidea. Este trastorno se llama hipertiroidismo. Aunque puede ocurrir a cualquier edad en hombres o mujeres, la enfermedad de Graves es más común en las mujeres de 20 a 50 años de edad que frecuentemente tienen antecedentes familiares de enfermedades en la tiroides.

¿Cuáles son las complicaciones de la enfermedad de Graves?

Sin tratamiento, el hipertiroidismo puede ser peligroso y causar problemas cardiacos o huesos frágiles (osteoporosis). Las mujeres embarazadas que tienen la enfermedad de Graves y no la controlan corren mayor riesgo de sufrir un aborto espontáneo y de dar a luz a un bebé de bajo peso.

La enfermedad de Graves también puede causar inflamación e irritación detrás de los ojos y, en ciertos casos, ocasiona protuberancia. Este trastorno, llamado oftalmopatía de Graves, es poco común.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad de Graves?

Su médico le hará un examen físico y posiblemente use diferentes tipos de pruebas para diagnosticar la enfermedad de Graves:

Examen físico. El médico revisará si hay un aumento del tamaño de la tiroides e irritación de los ojos, le tomará el pulso, observará si hay indicios de temblores, le hará preguntas sobre los síntomas y su historia médica y la de su familia.

Análisis de sangre. Cuando el nivel de hormona tiroidea es alto, la pituitaria no tiene que producir tanto TSH.La enfermedad de Graves o hipertiroidismo se manifiesta por un nivel muy bajo de TSH y un nivel alto de T4 en la sangre.

Prueba de captación del yodo radiactivo. La tiroides absorbe yodo de la sangre y lo usa para fabricar la hormona tiroidea. Cuando la tiroides produce demasiada hormona tiroidea), absorbe más yodo. Esta prueba consiste en hacer que la persona ingiera una cápsula con una pequeña cantidad de yodo radiactivo y después se mide la cantidad de yodo que se acumula en la tiroides. Una alta acumulación de yodo radiactivo en la tiroides indica la posibilidad de la enfermedad de Graves.

Síntomas Posibles de la Enfermedad de Graves

  • Bocio (crecimiento de la glándula tiroides)
  • Ojos protuberantes o con comezón e hinchazón
  • Dificultad al respirar
  • Ansiedad, irritabilidad
  • Insomnio, fatiga
  • Ritmo cardíaco acelerado o irregular, dedos temblorosos
  • Sudor excesivo, sensibilidad al calor
  • Pérdida de peso, a pesar de comer cantidades normales
  • Cambios en el cabello y la piel

¿Cómo se trata la enfermedad de Graves?

La enfermedad de Graves es una enfermedad tratable que puede controlarse bien. Hay varios tratamientos disponibles:

Medicamentos antitiroideos que reducen la cantidad de hormona fabricada por la tiroides. El medicamento preferido es el metimazol. Para mujeres embarazadas o lactantes, se prefiere el propiltiuracil (PTU). Estos medicamentos ayudan a controlar el trastorno, aunque posiblemente no lo curen; generalmente, no se toman por un tiempo prolongado.

Bloqueadores beta que pueden controlar muchos síntomas problemáticos, especialmente los latidos cardiacos rápidos, temblores y la ansiedad causada por la enfermedad de Graves. Pero no curan la enfermedad porque la tiroides seguirá produciendo un exceso de hormona tiroidea.

Yodo radiactivo (en cantidades mucho más altas que la utilizada en la prueba de captación de yodo radiactivo)cura el problema de la tiroides. Sin embargo, destruye la tiroides. Es probable que tenga que tomar la hormona tiroidea en píldoras por el resto de su vida para tener niveles hormonales normales. El tratamiento con yodo radioactivo puede empeorar los síntomas de la oftalmopatía de Graves, pero generalmente, esta responde bien al tratamiento con esteroides (prednisona).

Cirugía que extirpa la glándula tiroides. La operación es una solución permanente pero, por lo general, no es la preferida por el riesgo al que se exponen, por su cercanía, las glándulas paratiroides (las cuales controlan el metabolismo del calcio en el cuerpo) y los nervios de la laringe (donde están las cuerdas vocales). Se recomienda la cirugía cuando los medicamentos antitiroideos o la terapia de yodo radioactivo no son recomendables.

Preguntas que debe hacerle a su médico

  • ¿Qué pruebas necesito para averiguar si la causa de mi hipertiroidismo es la enfermedad de Graves?
  • ¿Por qué el yodo radiactivo es inocuo cuando se usa en pruebas, pero destruye la tiroides cuando se usa en tratamientos?
  • ¿El yodo radiactivo causa cáncer?
  • ¿Puedo tomar medicamentos antitiroideos o necesito un tratamiento permanente?
  • ¿Con qué frecuencia debo ir al médico después del tratamiento?
  • ¿Debo consultar con un endocrinólogo con respecto a mi tratamiento?